Antes de empezar debes saber que el tamaño de los dedos varía dependiendo del momento del día y del tiempo. Los dedos se dilatan con el calor y con el frío se contraen. Se recomienda que te midas los dedos cuando estén calientes y al final del día, ya que es el momento en que son más grandes y están más hinchados.

Mida su dedo tres o cuatro veces para evitar errores.

El anillo debe quedarte cómodo; debe estar lo suficientemente ajustado para no caerse pero suelto para que pueda deslizarse sobre tu nudillo.

Una de las maneras sería midiendo la circunferencia del dedo donde te vas a poner el anillo con un metro de costura. Si no dispusieras de metro de costura puedes cortar una tira de papel de unos 2 cms. de anchura rodear el dedo con la tira y hacer una marca. Luego medir con una regla o metro.

Una vez que sabemos la medida del dedo en centímetros (cm) te vas a la tabla de equivalencia para conocer tu talla de anillo.En el ejemplo superior podemos ver que la circunferencia del dedo es de 7 cm, lo que correspondería a un talla 30.Otra manera es midiendo el diámetro interior de un anillo que te quede bien.Pones el anillo sobre una regla o midiéndolo con un metro y sabrás los milímetros del diámetro.

En este ejemplo podemos ver que la circunferencia interior mide 18 mm. lo que correspondería a una talla 17, según la tabla de equivalencias.Así de sencillo es como puedes conocer tu talla de anillo (vaya un pareado).

Aquí os dejo la tabla de equivalencias donde podréis comprobar, según los milímetros, cual sería tu talla.

Más fácil todavía es ir a un joyero, llevarle un anillo y que compruebe la talla del anillo con un palo medidor, y si no llevas el anillo disponen de un medidor de dedos.